"Hay que trabajar para que las chicas que quieren abrirse camino en la investigación científica puedan alcanzar las metas que se propongan"

Mujer en un laboratorio

"Hay que trabajar para que las chicas que quieren abrirse camino en la investigación científica puedan alcanzar las metas que se propongan"

En la Facultad de Medicina de la UVic-UCC, el 76% de las estudiantes que se están formando para convertirse en las médicas del futuro son chicas. Se trata de 270 chicas frente a los 65 estudiantes chicos que ahora mismo hay, repartidos entre el primer y el tercer curso del grado. En cuanto al equipo de profesorado, lo integran 51 hombres y 38 mujeres, que suponen un 42,7% del total. Estas cifras, especialmente la feminización del alumnado, se parecen a la de la mayoría de facultades de medicina, siendo un claro indicador de que en la profesión de médico, tradicionalmente masculina, las mujeres están cada vez más presentes.

Esta proporción, sin embargo, no se sostiene en el ámbito de la investigación científica, sea o no en el ámbito médico y biomédico. A pesar de que las mujeres están cada vez más presentes, a nivel mundial sólo suponen el 30% de las personas investigadoras. Con la voluntad de fomentar la igualdad de género en las profesiones científicas y despertar vocaciones femeninas en estos ámbitos, en 2015 la Asamblea General de las Naciones Unidas declaró el 11 de febrero Día Internacional de las Mujeres y las Niñas en la Ciencia. Este año, la Facultad de Medicina de la UVic-UCC se ha sumado a esta efeméride con una acción en su Instagram donde, durante una semana, ha dado voz a profesoras y estudiantes de la Facultad y a su visión acerca de la ciencia hecha en femenino.

Mujeres, profesoras e investigadoras

"Las mujeres están motivadas para hacer investigación, al menos en campos como el de las ciencias biomédicas, donde los laboratorios están llenos de chicas que hacen trabajos de investigación o doctorados", explica Anna Castañé, profesora de la Facultad e investigadora en el campo de la neuropsicofarmacología en el Instituto de Investigaciones Biomédicas de Barcelona - CSIC, según la cual "de mujeres científicas hay tanto o más buenas que los hombres". Para Castañé, "lo que haría falta es trabajar para que estas chicas puedan alcanzar las metas que se propongan" porque "los puestos de poder y en lo alto de los rankings todavía son absolutamente masculinos".

Del mismo parecer es la profesora Esther Dalfó, que hace investigación en el ámbito de la bioquímica y la biología molecular en el Instituto de Neurociencias de la Universidad Autónoma de Barcelona. "El problema es la proyección de las mujeres científicas cuando debemos asumir cargos de responsabilidad, cuando el trabajo pide mucho más de nosotros y surge el problema de la conciliación laboral y familiar, que no afecta de la misma manera a los hombres", afirma Dalfó. La investigadora tiene claro que "estamos en el camino correcto pero aún nos queda mucho por hacer" y por ello considera que no es suficiente celebrar un día de las mujeres científicas sino que hay que "cambiar la mentalidad de toda la sociedad, empezando por los niños y las niñas ".

Bet Sarri, profesora de la Facultad de Medicina e investigadora en el grupo de investigación TR2Lab de la UVic-UCC es más drástica y sugiere "ir dejando de celebrar el 11F para pasar a normalizar la presencia de la mujer en la ciencia, porque ya hay muchas mujeres que hacen investigación y muchas niñas que quieren dedicarse a ello". La investigadora recuerda momentos de su trayectoria profesional donde ha sufrido discriminación de género, como por ejemplo cuando haciendo el doctorado "yo era la chica del director de tesis y los chicos eran sus doctorandos", situaciones que "no impiden hacer una carrera científica pero tampoco te la hacen cómoda".

Parar Sarri, la formula a seguir pasa por "visibilizar la ciencia como una forma de cultura, del todo necesaria para sobrevivir en el siglo XXI, no sólo si eres mujer y te quieres dedicar a la investigación, sino porque como miembros de la sociedad debemos nutrirnos de conocimiento científico simplemente para ir por la vida y evitar que nos engañen".

Futuras generaciones de científicas

Julia Hinojosa, Martina Zakaria Ayad y Isa Arana son tres estudiantes del grado en Medicina de la UVic-UCC que, por motivos diferentes, desde muy pequeñas han tenido claro que la profesión de médico o la investigación médica estaban hechas para ellas. "Siempre me he preguntado porque hay personas que tienen unas condiciones de salud y otras que tienen otras", explica Hinojosa, que antes de entrar al grado cursó un ciclo de técnico de laboratorio que le permitió "estar en contacto con la investigación y darme cuenta de que, en el mundo de la medicina, es algo fundamental y no está suficientemente reconocida ".

De una manera similar lo ve Ayad, que estudia Medicina pero trabaja de enfermera en el hospital de Vall d'Hebron y tiene muy claro que la investigación médica es su futuro. Arana también se ve como investigadora dentro de unos años "porque hay muchas preguntas que aún deben responderse". En su caso, además, le impulsa hacia este camino la enfermedad minoritaria que sufre un familiar muy cercano: "quiero saber más y ayudar a buscar soluciones para personas que son especiales y únicas en el campo de la medicina" .

Las tres estudiantes tienen muy claro que las chicas no se deben encoger ante el mundo de la ciencia: "a las niñas y chicas que estudian ESO o Bachillerato les diría que se adentren, que conozcan todo el abanico de posibilidades que tiene la ciencia, que es mucho más amplio de lo que se imaginan", dice Hinojosa. Ayad añade que "deben saber que querer es poder, y que si luchas de verdad, acabarás consiguiendo lo que te propones". En el mismo sentido, Arana pide a las futuras estudiantes universitarias que "no se conformen" y que "si caen se vuelvan a levantar" porque en un mundo donde los hombres siempre han dictado las pautas pero donde cada día hay más mujeres "si hacemos fuerza, juntas podremos hacer mucho trabajo".

Contáctanos

Si tienes alguna cuestión, nosotros tenemos la respuesta

Contacto